decoración industrial en metal

Decoración industrial en metal, más que una moda

Se trata de algo que va más allá de una moda: la decoración en metal está presente en nuestra cultura decorativa desde antes de la Revolución Industrial donde empezó a desarrollarse más.

Actualmente en muchos espacios se escogen piezas metálicas que provienen de entornos industriales en desuso como fábricas, factorías, talleres y cualquier entorno industrial. Ahora es fácil encontrar piezas más o menos restauradas que decoran lugares tan eclécticos como un salón, una galería de arte, un centro comercial o un espacio público. Es algo que no pasa de moda y aporta significado al lugar siendo a veces un añadido, a veces un contrapunto, un contraste que te hace pensar al menos un poco mientras disfrutas ese espacio.

En lo entornos más comunes como el hogar o espacios de restauración, entre otros, la decoración industrial en metal se ha convertido en una constante, siendo en muchas ocasiones piezas recreadas más que originales, que ayudan a dar personalidad a esos mismos espacios.

Las piezas más comunes suelen ser:

Gabinetes, mesas y armarios de metal: Provenientes o inspirados en lugares como industrias, talleres o zonas militares. Hasta las grandes empresas de muebles han desarrollado líneas de decoración industrial en metal que pretenden recrear esos muebles que siempre se han caracterizado por su utilidad, resistencia y versatilidad. Cosas como mesas de ingeniero, armarios de depósito, consolas o cómodas de almacenamiento… Son fáciles de encontrar tanto recreadas como originales (que normalmente tendrán un coste mucho mayor en función de su antigüedad y su estado).

mesa en metal
Mesa en metal

Lámparas: una de las reinas de la decoración industrial en metal son las lámparas creadas con diversos metales. Algunas antiguamente iluminaron fábricas y talleres, hangares o despachos mientras que otras pertenecen a negocios que estuvieron en marcha y simplemente se sacaron de allí para venderlas. Suelen ser de aluminio, cobre (cada vez menos), bronce y acero, y muchas veces están esmaltadas o pintadas.

Escaleras: siempre han habido escaleras de metal. Muchos aún tenemos escaleras prácticas y marcas de uso, de aluminio que son las más habituales, pero para decoración industrial en metal se utilizan escaleras originales o recreadas de metales pesados como acero o hierro, pintadas o sin pintar y con el metal a la vista en distintos estados. Son objetos que tienen, sin duda, una gran personalidad y por sí mismas pueden dar una pincelada de distinción a un espacio como objeto de decoración.

Suelos y paredes de metal: en la decoración industrial en metal desde luego se utilizan grandes superficies cubiertas de distintos metales como acero o aluminio. Dan un aire indudablmente moderno y ecléctico, y pueden suponer una distinción muy marcada. Los suelos de metal rugoso o con marcas, técnico o simplemente decorativo.

Sillas, sillones y taburetes: las sillas de metal siempre han estado presentes, y ahora más que nunca puesto que se han puesto como uno de los elementos de decoración industrial en metal más recurridos. Desde las sillas de jardín a las de interior. En los sofás las estructuras metálicas han cubierto gran número de portadas de las revistas de decoración en toda su variedad.

Estos son unos cuántos ejemplos de lo que es la decoración industrial en metal pero hay más, mucho más, porque también se puede realizar por encargo cosa que hacemos en Santuario del Hierro, y que darán un aire exclusivo, único a esa estancia o casa, restaurante, negocio en el que estés pensando o trabajando.

Puedes preguntarnos sin compromiso, plantearnos tus ideas y nosotros les daremos formas en metal.